martes, 18 de mayo de 2010

Comercializar alimentos ecológicos en canales cortos aumenta su consumo.

Todavía existe una fuerte confusión entre producto fresco y alimento ecológico, en el mercado. Además predomina la creencia que el alimento ecológico es exageradamente caro para el consumidor común, cuando esto no es así. Se deben realizar campañas de promoción de envergadura para que esta situación cambie. Estas son entre otras las conclusiones más destacadas de las XVII Jornadas Técnicas de SEAE.

La Sociedad Española de Agricultura Ecológica (SEAE) reunió a cerca de 140 personas que compartieron diversas experiencias en sus XVII Jornadas Técnicas de SEAE, que se celebraron en Almería para analizar los obstáculos a la comercialización y distribución de productos ecológicos en España. Nuestro país aunque es el primer país europeo en superficie de agricultura ecológica, no alcanzamos el 1 % en porcentaje de mercado, lo que nos convierte en un sector emergente. Los españoles consumen sólo 7€/persona y año, mientras que la media europea superar los 30€/persona y años

No es siempre cierto que el incremento del volumen de mercado de alimentos ecológicos tenga que pasar porque estos productos se tengan que vender en los grandes cadenas de supermercados, ya que estas aunque fomenten el abastecimiento, a través de canales cortos, en cuanto a recorrido del producto ecológico, reduciendo los intermediarios desde el lugar de producción, siempre conservan el poder sobre la fijación del precio. Además estas grandes superficies, no realizan una labor de fidelización del consumidor, con lo cuál este tipo de consumidores dejarán de comprar estos alimentos cuando tenga problemas económicos, como ahora en tiempos de crisis

Los canales cortos de comercialización no sólo deben reducir los intermediarios sino que deben hacer posible que los agricultores reciban un precio y reconocimiento más justo para sus productos y para su trabajo. Además debe permitir una relación directa entre productores/as y consumidores/as (pequeñas tiendas, grupos de consumidores, mercadillos, restaurantes, colegios...). Estos vínculos deben fortalecer la confianza y posibilitar que los consumidores tengan acceso a alimentos sanos, y de mayor calidad a precios razonables. Además debe permitir que el valor añadido de la producción agraria, revierta en las pequeñas productores y en el mundo rural, mejorando las economías rurales y la sostenibilidad de la agricultura.

Para impulsar el consumo de alimentos ecológicos en España, se deben modificar la fama de que son muy caros. Ello exige desarrollar campañas de promoción que tengan mayor impacto en el ciudadano que las realizadas hasta ahora

Las XVII Jornadas técnicas de SEAE realizaron en el marco del programa emplea verde del fondo social europeo y la Fundación Biodiversidad, con el apoyo de la Fundación Cajamar y la Asociación Bioindalo, entre otros. Mas info: www.agroecologia.net

1 comentario:

Valadie3895 dijo...

el problema no es tanto que la gente crea que estos productos si son más caros que si lo son... aunque quizás no tanto!!! El problema es que se conozcan bien sus beneficios!!!