martes, 27 de abril de 2010

En Galicia, la moda es cada vez más ´verde´.

El consumo de ropa ecológica, de producción natural y libre de sustancias químicas, aumenta cada año en Galicia

Seda, lino, bambú o algodón, libres de sustancias químicas y que obtienen color gracias a pigmentos vegetales. Estas son las materias primas que componen la bautizada como ropa ecológica, prendas que cada vez tienen más adeptos en la comunidad gallega. Para presumir de armario ´verde´ no hace falta salir de Galicia, una de las pioneras en la producción de este tipo de textil. La primera tienda especializada en esta ropa de España está ubicada en Pontevedra mientras que la coruñesa Inditex ha vendido más de quince millones de prendas ecológicas y diseñadores como Adolfo Domínguez y Antonio Pernas ya las incluyen en sus colecciones.

Ir a la moda sin renunciar a respetar el medio ambiente. Éste es el lema de la ropa ecológica, prendas elaboradas por materias primas libres de pesticidas y en donde las sustancias químicas son unas desconocidas. Pese a que todavía son pocos quienes optan por un armario verde, el consumo de este tipo de moda aumenta cada año entre los gallegos y ya es posible adquirir prendas ecológicas made in Galicia. Desde grandes compañías como Inditex hasta diseñadores como Antonio Pernas y Adolfo Domínguez o pequeñas tiendas se han rendido a los pies de la llamada moda sostenible.

Los primeros en acercar la ropa ecológica a los gallegos fueron los establecimientos de comercio justo, donde la ropa llega con la garantía de ser 100% natural –creada con seda, algodón orgánico, bambú o lino en cuyo cultivo no han intervenido pesticidas ni fertilizantes y tintadas con sustancias vegetales– y de que las "buenas prácticas" han protagonizado todo su proceso de fabricación. Ellos son los que mejor conocen la evolución que han tenido estos artículos. "Antes apenas había variedad pero hoy puedes encontrar desde camisetas hasta vestidos o faldas...", señalan desde la tienda de Solidaridad Internacional en A Coruña, donde niegan que el precio sea muy superior a la ropa tradicional. "Esto también ha cambiado. Antes había mucha diferencia, pero ahora hay vestidos por 25 euros", sostienen.

Pero la moda ecológica gallega vivió un antes y un después a partir de 2006. Ese fue el año en que se abrió la primera tienda especializada en este textil en España –ubicada en suelo gallego–, Zara lanzó su colección de ropa sostenible, y el coruñés Antonio Pernas participó en la campaña Moda sin tóxicos de Greenpeace para promover estas prendas.

La estrella de la ropa ecológica –el algodón orgánico– llegó a las tiendas de Zara hace cuatro años "debido a la demanda de los clientes". Lo que comenzó como una colección anual se ha convertido en más de quince millones de prendas fabricadas en todo el mundo desde 2006. "Ahora mismo ofrecemos camisetas, vestidos o complementos ecológicos", señalan desde Inditex, donde resaltan que la última incorporación de prendas verdes a sus tiendas son unas bailarinas de la actual temporada primavera-verano. Precisamente la compañía de Amancio Ortega desarrolla, junto a investigadores de la Universidade de Santiago, un proyecto para diseñar zapatos ecológicos. "El objetivo es analizar todo el ciclo de vida del artículo para ver el impacto ambiental que ocasiona la compañía desde el cultivo de materias primas y el diseño hasta la fabricación y el reciclado", señalan fuentes de la empresa coruñesa.

Para diferenciar los artículos ecológicos del resto de productos de Zara hay que mirar la etiqueta ya que "el precio es similar al de otras prendas".

Lo mismo ocurre en Mandacarú, una empresa pontevedresa, pionera a nivel estatal en la venta de prendas ecológicas y que ya distribuye a toda España, Francia o Alemania. Precios asequibles —de 20 a 25 euros las camisetas y vestidos— para prendas que además de vestirnos tienen el plus de ayudar a cuidar el planeta. "Nuestra ropa está libre de productos químicos por lo que su uso no afecta a la piel como lo hacen los tejidos convencionales. Estos efectos nocivos no son visibles en personas sanas pero sí en quienes tienen la piel delicada o alguna enfermedad en ella", señala Miguel Rodríguez, de Mandacarú.

En pleno auge de lo ecológico, el respeto por el medio ambiente también llega a las pasarelas. "Estoy totalmente a favor de la moda ecológica y, en especial, de la que se produce en Galicia", señala el diseñador coruñés Antonio Pernas, que colaboró junto a quince modistos como Ágatha Ruiz de la Prada o David Delfín para una campaña de Greenpeace. Pese a los buenos propósitos, Pernas reconoce que no siempre se puede producir ropa 100% natural. "Es más sencillo hacer bolsas biodegradables, por ejemplo, pero con los tejidos hay más problemas porque no hay mucha variedad", indica y añade: "A lo mejor utilizas algodón que es un 70 por ciento ecológico pero que el 30% es tradicional".

Para este diseñador coruñés, igual de importante que producir ropa ecológica son los avances que se han dado en los últimos años para reducir el impacto ambiental del proceso de producción del textil. "Antes los tintados eran muy agresivos y las fábricas arrojaban los vertidos a ríos, con lo que el agua quedaba inutilizada. Ahora esto ha cambiado, todo el proceso es mucho más limpio", señala Pernas. Una línea en la que también trabaja Inditex, empresa que cuenta con un sistema de gestión medioambiental que evalúa de forma periódica el impacto de su producción en materia de biodiversidad y medio natural. En concreto, Inditex se ha fijado el objetivo de conseguir que el 50% del suministro energético venga de fuentes renovables o que las emisiones de CO2 y el consumo eléctrico de las tiendas baje un 20%.

Pese a que su consumo todavía es minoritario, las firmas que ya cuentan con colecciones de ropa ecológica se han multiplicado en todo el mundo en los últimos años. Giorgio Armani, H&M, Decathlon, Mango, Adidas, Camper, Nike y Levis pueden presumir de aportar su pequeño granito al entorno con ropas 100% naturales. Galicia es una de las autonomías pioneras en desarrollar prendas de este tipo y las firmas lo tienen claro: los ciudadanos cada vez están más concienciados. El futuro se viste de verde.





M.Prieto/Vida Sana - .farodevigo.es

1 comentario:

arbore dijo...

En Vigo temos a deseñadora ecolóxica María Almazán:

http://www.arbore.org/coleccion-de-roupa-ecoloxica-galega

http://www.arbore.org/moda-xusta-e-ecoloxica-en-galicia